Photo by Fallon Michael on Unsplash
Joyería, Matrimonio, Tu Boda

Historia de los anillos de matrimonio

El proceso de “unirte por siempre” a tu pareja comienza con la compra de un anillo, el de compromiso; luego, durante el matrimonio, ese compromiso de amor eterno se sella con un par de argollas que los esposos usan por el resto de sus vidas. ¿Nunca te has preguntado de dónde viene esta tradición? Aquí te contaremos la historia de los anillos de matrimonio.

¿Buscas anillos de compromiso? Desliza hasta el final de la página para ver los principales estilos.

El origen de la argolla de matrimonio

Los arqueólogos han encontrado evidencias de que en el antiguo Egipto era costumbre que las mujeres casadas llevaran un aro circular de oro en el dedo anular de la mano izquierda como símbolo de compromiso y pertenencia a su esposo. Los romanos se apropiaron también de esta tradición y el anillo que llevaban las esposas era de hierro, y representaba ante la sociedad el respeto y compromiso hacia la unión en matrimonio.

¿Por qué el aro tenía forma circular y se usaba en el dedo anular de la mano izquierda?

Tanto para los egipcios como para los romanos el círculo significaba eternidad, pues es una forma que no tiene principio ni fin, y esto era lo que esperaban de su matrimonio. Por otro lado, una antigua creencia, escrita por los autores romanos Aulus, Gellius y Macrobius, narra que la vena “amoris” lleva sangre directamente desde el corazón hasta el cuarto dedo (el anular) de la mano izquierda, por lo que, usando el anillo de matrimonio en ese dedo, siempre estaría conectado al corazón.

Fuente: www.cinconoticias.com

Otra explicación de por qué el anillo va en el dedo anular

Una teoría originada en China explica que cada uno de los dedos de la mano representa un vínculo. Así pues, los pulgares representan a los padres, los índices a los hermanos, los dedos del corazón nos representan a nosotros mismo, los anulares a la pareja y los meñiques a los hijos.

Fuente: www.matrimonio.com.co

Si juntas las palmas de las manos y las yemas de los dedos, y doblas hacia adentro los dedos del corazón apuntándolos hacia abajo, descubrirás que, si tratas de separar los dos dedos pulgares, índices y meñiques, lo harás sin ningún problema; sin embargo, si tratas de hacerlo con los anulares, estos no se separarán.

El anillo se debe usar entonces en ese dedo para que la pareja nunca se separe y su amor dure por siempre.

¿Qué pasó en la edad media?

Si bien ya se usaban anillos para representar el matrimonio, no estaba establecido en qué momento el esposo hacía entrega de este a su esposa. En la Edad Media, las religiones judeo-cristianas adoptaron la tradición del anillo matrimonial romano y establecieron la entrega de este durante la ceremonia de matrimonio, esto lo encontramos consignado en el Libro de La Oración Común, del rey Eduardo VI de Inglaterra, de 1549, donde se especificó además que el hombre le debía entregar el anillo a la mujer diciéndole “con este anillo te desposo”.

También fue durante la edad media que los anillos matrimoniales empezaron a incluir piedras preciosas y palabras o mensajes grabados en el metal. Estos nuevos anillos simbolizaban la unión entre la fortaleza y cualidad inquebrantable de las piedras con la eternidad del aro, para representar un matrimonio “más fuerte que la muerte”, y adicionalmente tenían inscripciones que primero fueron fragmentos de poemas y luego eran palabras o frases que simbolizaban la pertenencia a una persona en específico; estos mensajes se grababan por dentro y por fuera de los anillos.

Fuente: www.historiesoftheunexpected.com
Fuente: www.historiesoftheunexpected.com

El primer anillo de compromiso

Ya conocemos de dónde viene la tradición de los anillos de matrimonio, sin embargo, en el siglo XV surgió una nueva, la de un hombre que le pide matrimonio a una mujer usando un anillo como símbolo de que ella se compromete a casarse con él.

En 1477, el Archiduque Maximiliano de Austria mandó a fabricar el primer anillo de compromiso para su prometida María de Borgoña, un anillo de oro con varios diamantes dispuestos en forma de “M” que era la inicial de ambos nombres; esto hizo que el anillo con diamantes se volviera el favorito de compromiso de toda la aristocracia europea y aquí es donde surge la tradición de entregar un anillo previamente a la boda, y de que el anillo con diamantes sea el más elegido para esto.

El anillo de compromiso se ponía en la mano izquierda, luego en el matrimonio, cuando se entregaba la argolla, se ponía en el mismo dedo, junto al de compromiso.

Fuente: www.goldarts.co.uk

Por poco se pierde la tradición del diamante

Durante el periodo de las guerras ocurridas en la primera mitad del siglo XX y la gran depresión económica de los años 29 y 30, las joyerías redujeron su producción a tal punto de solo fabricar joyas con materiales económicos que estuvieran al alcance de toda la población, que estaba empobrecida; esto hizo que en la mayoría de anillos, sobre todo en los de compromiso, se usaran piedras mucho más baratas que el diamante. Se creyó incluso que este iba a ser el fin de la tradición del anillo de compromiso con diamante.

Sin embargo, en 1947, recién terminada la Segunda Guerra Mundial, la casa joyera inglesa De Beers, cuya especialidad habían sido y son los diamantes, altamente preocupada por la baja demanda de esta piedra preciosa lanza una campaña de mercadeo donde usa el slogan “un diamante es para siempre”. Fue tan exitosa que los novios volvieron a comprar anillos de compromiso con diamantes para sus futuras esposas, y la tradición fue reestablecida.

Fuente: De Beers

¿Y el anillo de los hombres?

¿Has notado que hasta ahora hemos hablado de que los anillos de compromiso o matrimonio solo eran entregados por un hombre a una mujer?, pero hoy en día los hombres también usan argollas de matrimonio. ¿Cuándo empezaron ellos a llevar anillos?

A lo largo de la historia, los hombres también han usado anillos para múltiples propósitos, desde la ornamentación hasta la representación de poder o estatus. En la antigüedad los hombres entregaban sus anillos a personas con las que hacían pactos y cerraban contratos como símbolo de su compromiso a cumplirlos; tal vez de aquí haya surgido que los egipcios le regalasen anillos a sus esposas, después de todo muchos matrimonios se arreglaban por conveniencia y resultaban siendo meramente contratos.

Fuente: www.withtheseringshandmade.com

Pero no hay registros históricos que indiquen que, así como el hombre entregaba un anillo a su esposa el día la boda, las mujeres también entregaran uno a sus esposos.

El origen de esta tradición es realmente muy reciente.

Volvemos al siglo XX y a las guerras mundiales. Muchos de los militares de países occidentales que iban a la guerra, sin saber si volverían a sus hogares, comenzaron a usar anillos para representar y recordar a sus mujeres y familias; progresivamente se convirtió en algo cultural el que los hombres que llevaban anillos eran hombres casados.

Luego, en la década de los 60, llegó a Europa la moda entre los hombres de usar joyería como cadenas y pulseras, y aquí fue cuando se popularizó el uso del anillo.

Se cree que, adicionalmente a todo lo que hemos mencionado, otra razón por la que los anillos de bodas solo eran usados por mujeres era que estos representaban la propiedad que sus esposos tenían sobre ellas; así que, cuando comenzaron los movimientos feministas en esta década, surgió el intercambio de anillos en el matrimonio como muestra de igualdad y de pertenencia del uno al otro, y desde esto es una costumbre generalizada

¿Por qué en Colombia usamos los anillos de matrimonio en la mano derecha?

Si prestaste atención a esta historia, recordarás que desde la antigüedad la argolla de matrimonio y el anillo de compromiso se usan en el dedo anular de la mano izquierda; si bien las mujeres usan su anillo de compromiso en la mano izquierda, cuando se casan unen este con la argolla de matrimonio y usan ambos en la mano derecha. ¿Por qué en nuestro país lo hacemos diferente?

No solo lo hacemos en Colombia, también en países de tradición católica romana como España, Rusia y Grecia; pero el uso de los anillos en una u otra mano varía en todos los países según sus costumbres.

En México y Estados Unidos usan ambos anillos en la mano izquierda, en algunos países de tradición anglosajona llevan el anillo de compromiso en la derecha y el de matrimonio en la izquierda, y en otros el hombre lleva la argolla en una mano y la mujer en otra.

La tradición de la mano izquierda se ha perdido porque se descubrió que la tal vena “amoris” no existe realmente, y porque existe una teoría en la tradición católica que cree que la mano izquierda está relacionada con el diablo, pues la palabra “izquierda” en latín significa “siniestro”, mientras que la mano derecha, por su parte, significa destreza y simboliza el bien.

Hoy en día las parejas deciden si hacerle o no caso a la tradición de su respectivo país y cada cuál escoge libremente en qué mano e incluso en qué dedo llevar sus anillos matrimoniales, todo depende de tu gusto y de donde los puedas llevar de forma más cómoda. ¿Dónde te gusta a ti?

¿Cuáles son los estilos de anillos de compromiso que más se usan hoy en día?

Ya sean con diamantes o piedras de colores, de oro amarillo, rosa, blanco o de platino, hoy en día estos 4 estilos de anillos son los más comunes para ser elegidos como anillos de compromiso:

Si estás buscando anillos de compromiso, da click aquí y comunícate con nuestra asesora online. Recuerda que puedes elegir uno de los que tenemos o te lo diseñamos como tú quieras!

Related Posts