Intercontinental, Joyería, Tu Boda

Todo sobre nuestros Diamantes

El diamante es considerado la piedra del mes de abril y se le reconoce como símbolo de eternidad, fuerza, prosperidad y riqueza. En la Joyería Intercontinental es el preferido de nuestros clientes para sus anillos de matrimonio y nosotros nos encargamos de elegirlos bajo los más estrictos estándares de calidad. A continuación te contaremos todo lo que debes saber sobre nuestros diamantes.

¿De dónde viene?

La palabra “diamante” viene del latín adamas, procedente a su vez del griego adámas que significa «invencible». La palabra «diamante» designa ese cristal de carbono puro que se reconoce por su dureza, claridad y escasez.

Es la materia más antigua que tenemos: hace 50 millones de años se crearon los yacimientos más recientes y hace 2500 millones de años los más antiguos.

El diamante se forma a más de 150 km bajo tierra y sube a la superficie por medio de los volcanes, y es también un material estratégico y de alta tecnología.

Criterios de evaluación de diamantes: las 4Cs

Los diamantes de nuestra joyería son elegidos por medio de un proceso de selección muy riguroso que se lleva a cabo en nuestro taller y en el que se utilizan los criterios de evaluación GIA (Instituto Gemológico de América), las 4Cs: carat, color, claridad y corte; a continuación explicaremos en qué consiste cada uno:

Carat (Quilates)

El peso de un diamante se mide en quilates. El nombre procede de una semilla de algarrobo que se utilizaba para medir las piedras en el pasado porque tenía un peso extremadamente consistente, un diamante de un quilate equivalía al peso de una semilla de algarrobo.

El peso es el criterio más determinante en el precio de un diamante. Hoy en día un quilate corresponde a 0,20 g.

Color

A primera vista, la mayoría de diamantes son incoloros, pero existen sutiles diferencias de tonos entre ellos. Un diamante será más excepcional en cuanto más se acerque a la ausencia de color o al “blanco”.

El GIA clasifica el color en una escala de la D a la Z, por orden alfabético, donde la D indica «blanco excepcional» y, a partir de la M y hasta la Z, indica que tiene color.

Claridad

Se conocen como “inclusiones” a las imperfecciones naturales que pueden aparecer en un diamante y que pueden afectar a su calidad.

La escala de pureza elaborada por el GIA abarca desde la clasificación IF “Internally Flawless”, es decir, sin defectos visibles incluso utilizando una lupa de 10 aumentos, hasta la clasificación I3 «Imperfect» que significa que tiene inclusiones apreciables a simple vista.

Nuestros diamantes sólo se seleccionan entre las clasificaciones IF y VS2, lo que garantiza que tienen una pureza excepcional sin la más mínima inclusión a simple vista.

Corte

Dentro de las 4C’s, el parámetro más determinante en la calidad del diamante es, sin duda alguna, el corte, donde se tienen en cuenta características de tamaño, simetría y  equilibrio; un diamante no puede ser ni demasiado alto ni demasiado plano porque esto afecta la forma en la que refleja la luz y, por lo tanto, su brillo.

Nuestros diamantes están en la escala del GIA clasificados entre “Excellent” y «Very Good» (para diamantes con corte estándar de 58 caras), lo que garantiza un brillo óptimo y destellos únicos.

Tallas de los diamantes

La talla es el proceso mediante el cual se corta un diamante en bruto para sacar una o varias piedras preciosas pulidas. Dependiendo de la forma del diamante, cada sección es cortada y pulida de una forma diferente para sacarle el mejor provecho a la piedra y obtener las mejores gemas posibles.

En muchas ocasiones, no toda la piedra en bruto puede utilizarse para sacar diamantes “brillantes”, que es el tipo más común, así que existen otras tallas diseñadas para optimizar el uso de la piedra y obtener gemas con el máximo brillo. Estas son las principales tallas de los diamantes:

Fuente: www.tasacionjoyasmadrid.com

¿Quieres saber más?

Related Posts